1. Inicio
  2. Blog
  3. BIBLIOTECA

BIBLIOTECA

BIBLIOTECA

Los días que estoy triste voy a la sección

de poesía de la biblioteca.

Apenas ocupa un par de estanterías, justo

al lado de la de cocina, que ocupa el doble.

A la gente siempre le ha interesado más la comida

que los poemas.

Cojo cualquier libro al azar y me siento en

la mesa más vacía que encuentro.

Leo a Garcilaso, Égloga I:

<<Salid sin duelo, lágrimas, corriendo>>.

Hoy he visto en el periódico que la ciencia

acaba de descubrir que no hay una sola

lágrima igual.

Queridos científicos,

lean más poesía.

Menú